Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8 octubre 2009

Aclaro  primero que el test no consiste en adivinar qué es un malvavisco, que viene a ser esa golosina esponjosa hecha con azúcar, clara de huevo y gelatina tal vez más conocido por su nombre en inglés – marshmallow.

OK.  “The marshmallow test” es el nombre de un famoso experimento realizado en Stanford en la decada del 70. El mismo consistió en dar un malvavisco a un chico de 4 años, explicándole la siguiente opción: podía comérselo enseguida, pero si esperaba quince minutos sin comérselo, le iban a dar otro malvavisco más.

Este experimento se repitió recientemente… con dos resultados notables:

1. las diferencias entre los chicos que logran esperar hasta que les den el segundo malvavisco, y los que no se aguantan las ganas son muy significativas.

2. Los videos que se obtienen son increíbles.

Cuáles son las diferencias entre los dos grupos de chicos?  Tras catorce años de seguimiento, los experimentadores descubrieron que los impulsivos tenían baja autoestima y umbrales bajos de frustración, mientras que los que habían esperado eran personas socialmente más competentes y con mayor éxito académico. Las diferencias eran notorias en un amplio rango de indicadores, desde el resultado de su test SAT (test de ingreso universitario), pasando por su BMI (índice de masa corporal) hasta el abuso de drogas.

Parece ser que la capacidad de postergar la gratificación en pos de una recompensa futura es clave para el éxito personal. Lo que a todos nos parece lógico e intuitivo… sin embargo, como sociedad nos comportamos en forma cada vez más impulsiva, cortoplacista, impaciente, exigiendo resultados inmediatos y gratificación instantánea.

Otro dato interesante: el test fue repetido recientemente en diferentes partes del mundo – Sudamérica, Norteamérica, Europa, Asia… y en todas partes, el resultado es el mismo: dos terceras partes de los chicos se comen el malvavisco, una tercera espera a conseguir el otro. A la edad de cuatro años, no hay diferencia entre los chicos latinoamericanos y los estadounidenses. Habrá que buscar las causas del atraso en otra parte, entonces.

Read Full Post »