Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 mayo 2009

Dicen que uno a veces necesita de la distancia para evaluar mejor las cosas. Tal vez, pero a veces pueden  discernirse  los problemas de la Argentina en forma certera y punzante, sin tener que salir del país para hacerlo.  Como prueba copio un artículo de mi amigo Alejandro Rozitchner, cuyo contenido y opinión comparto en un 110%. Pueden ver el original aquí.

Alejandro RozitchnerEn el último número de Noticias publiqué este artículo que me gusta mucho. Es, digamos, humorístico, pero también serio:

Compañeros. Hoy tuve que faltar a mi trabajo docente porque se me hacía necesario tomar estas notas antes de ir al gremio. Escribo esto con una gran sensación de alarma y de terror. Ví todo claro en un segundo. Vienen momentos duros. No por la crisis del liberalismo internacionalista, ellos sabrán recomponerse, lamer sus heridas. Algo más profundo se prepara, algo muy bien representado en grupos nacionales de influencia. Sectores con posibilidades de gobernar están empeñados en cambiar las reglas del juego. Pretenden hacer de la Argentina otro país, quitarle su ser nacional profundo. ¡Quieren arrebatarnos nuestra pobreza!

¡Quieren que tengamos dinero y consumamos! Engendran políticas que buscan el desarrollo nacional… ¿A quién conviene este plan siniestro? ¡A ellos, lógicamente! A Estados Unidos, que quiere colocar sus productos y servicios, a las grandes productoras de alimento, a las industrias dedicadas al consumo, que buscan siempre vender más y aumentar sus ganancias. ¿Acaso nos beneficiaría tener la heladera llena, es más, tener heladera? ¿Para qué quieren que comamos y tengamos salud y educación pública, por qué están empeñados en semejante despropósito? ¡Para que trabajemos más y hagamos un país que funcione! De esa forma Argentina estaría integrada al mundo y más empresas podrían hacer negocios con nuestros mercados… No nos dejemos engañar. No podemos permitir otro movimiento de control y represión: ¡queremos seguir en bolas, como quería San Martín, no ser esbirros integrados al sistema! De otra forma, pronto en vez de vivir en nuestras barriadas populares, viviremos en lugares limpios y agradables, casas ordenaditas, como le gustan a la oligarquía nacional.

Llaman seguridad a evitar la muerte por la calle: ¡claro, tienen miedo de que les pase algo! ¿Acaso se preocupan por los necesitados? Fingen hacerlo, pero buscan hacer de nuestra sociedad algo inocuo, quitándole los peligros lógicos de la lucha de clases. ¿Hay que castigar a un muchacho confuso que se le escapa un tiro y mata a un profesional, por un error humano, y encerrarlo, haciéndolo culpable como si fuera un delincuente? ¿No puede un hombre querer llevar comida a su casa, y para eso tomar lo que en realidad le corresponde pero está en manos que ostenta auto, casa, billetera y demás?

Párrafo aparte merece el tema de la salud: ¡quieren además alargarnos la vida! ¡Curarnos de todas nuestras enfermedades habituales, despojándonos de siglos de padecimientos y dolores! No debemos permitir que logren sus objetivos. ¿Qué dirían nuestros padres y nuestros abuelos, si supieran que ya no somos pobres y tenemos cuerpos sanos y fuertes? ¿Reconocerían acaso en nuestra robustez los signos de su raquitismo ancestral? ¿Acaso tenían ellos su dentadura completa? ¿Por qué vamos a tenerla nosotros? ¿Hay necesidad de vitaminas y medicamentos o quieren más bien beneficiar a los nefastos laboratorios internacionales?

Son personajes siniestros, adoradores de los libros, nefastos personeros del culturato, que cultivan en sus universidades de calidad esta ideología del mejoramiento social, organizando verdaderos grupos de choque ideológicos que promueven el bienestar individual. Quieren cambiarnos la cultura, quitarnos hábitos de siglos. Apoyados en el desarrollo de la ciencia y la tecnología, con la que expolían al pueblo de sus legítimos recursos (deteriorando de paso el habitat natural), han logrado aumentar la expectativa de vida de todos nosotros. ¿Lo han hecho para darnos más vida? Eso quieren hacernos creer, para hacernos cómplices de la abundancia que desean y pretenden organizar. Pero no. Jamás. Lo hacen para someternos, para dominarnos y aprovecharse de nosotros. Eso buscan. La ganancia. No como nosotros, que buscamos los ideales más dignos de desamparo, improductividad e ignorancia. Repudiemos su pasión desarrollista, no nos engañarán.

Criminalizan la pobreza, como si estuviera mal ser pobre. No permitamos que el querido ex presidente Kirchner sea avasallado por los grupos de intereses que, por la vía burguesa de la democracia, pretenden eliminar la cultura popular, la enfermedad nacional y el padecimiento latinoamericano. ¡Latinoamérica jamás será feliz ni productiva! ¡No arrancarán a nuestros pueblos de su decisión de lucha, de compromiso con los necesitados! Compañeros. Queremos una vida que merezca ser vivida, no un facilismo superficial. Lucha o muerte, pobreza y dignidad… ¡Comando Retrógrado hacia la Gloria! ¡Desmantelamiento y castigo para el productivato!

Read Full Post »

Read Full Post »

Un video inusual

Read Full Post »